Desde hace tiempo, corre por Internet el mito de que las cremas para la cara elaboradas a base de semen son un tratamiento ideal para rejuvenecer la piel. De hecho, Cleopatra ya usaba cremas elaboradas a base de proteínas y nutrientes del semen como uno de los métodos más efectivos para preservar su juventud y belleza.

El semen contiene un antioxidante llamado espermina que contribuye a disminuir las arrugas, suaviza la piel e incluso alivia el acné. Esta propiedad es tan eficaz que una empresa española ha sintetizado este componente y lo comercializa como ingrediente principal de una de sus cremas faciales. SEMEN PLUS, es la primera crema que reconoce su alto contenido en semen.

Alto ahi!! No piensen ustedes que en cada cópula, nuestro semental tiene que lanzar sus millones de espermatozoides en nuestro rostro, no, debe ser procesado para una mejor absorción en la piel, “no obstante, si se hace directamente de la fábrica testicular a sus 37°C también se consigue un mínimo beneficio” ha manifestado James Yonso, director del equipo de laboratorio.

El semen alcanza su máximo esplendor cuando el varón tiene entre 40 y 50 años, la calidad del esperma disminuye pero el nivel de nutrientes es el idóneo. Muchos hombres se han interesado ya por si esta empresa necesita materia prima.
A partir de ahora cuántas parejas acabarán el apareamiento diciendo ” Nene, en el ombligo no, en la caraaaa”.