El empresario Carlos Poveda anunció el pasado sábado en el programa «Viva la vida» que denunció al hijo de Isabel Pantoja, Kiko Rivera, después de que no se presentase en un evento: «Le contraté como DJ, me dijeron que se había dormido». El empresario le pide 2.000 euros por el caché y 12.000 por gastos, un total de 14.000 euros que el artista deberá abonar si la demanda sale a favor de Poveda.

Nuevo look

Además de haber sido padre recientemente junto a su mujer Irene Rosales, el hijo de la tonadillera se ha puesto manos a la obra a un verdadero cambio en su aspecto físico. Kiko Rivera no puede estar más encantado con su decisión de pasar por quirófano para someterse a una intervención en la que le implantaron una banda gástrica. «El mejor cambio de mi vida sin lugar a dudas. Seguimos modo on», escribía junto a las dos imágenes en las que mostraba orgulloso la comparativa. Esta buena noticia se une a su gran momento personal.



Compartir
Artículo anteriorPaula Echevarría publica una foto y le sacan un claro parecido razonable
Artículo siguienteEl golpe más duro de Paula Echevarría a David Bustamante