“Deje ya de fingir que sé que está loco por mí”.
La que se avecina nos tiene más que acostumbrados a enredos, líos e infidelidades. Sin embargo, no es tan común que los personajes de la serie de Telecinco se desnuden delante de la cámara. En el último capítulo de la producción protagonizada por los vecinos del Mirador de Montepinar, la actriz y humorista Paz Padilla, quien interpreta a Chusa, se desnudó para intentar seducir a Bruno, encarnado por Luis Merlo.

Chusa, extoxicómana y exprostituta, acumula una larga trayectoria de romances fallidos con los distintos vecinos de Montepinar. Ya lo hizo de Fermín (Fernando Tejero), Coque (Ignacio Guerreros) o Amador (Pablo Chiapella) y ahora, su próximo objetivo es Bruno, el pianista divorciado prácticamente recién llegado a la urbanización y para el que ahora trabaja como asistenta.

Desesperada por seducirle, Chusa decidió prepararle el desayuno, desnudarse, colocarse un delantal y una cofia a modo de atuendo sexy e introducirse en su cama al grito de “¡Basta ya de sutilezas! Deje ya de fingir que sé que está loco por mí”.

Todo ello después de que Bruno se despertase junto a Caro, una amiga de Maite (Eva Isanta) que le presentó en el cine de forma planeada y fingiendo un encuentro casual.

Ante la aparición estelar de Chusa, que encima le dice a Carolina que Bruno y ella están formando una familia, la nueva conquista del pianista se marcha de la casa visiblemente dolida y engañada. Chusa también abandona el apartamento desnuda, no antes sin fardar de sus conocimientos de música clásica con el pianista.

Sin embargo, esta no es la única muestra de obsesión de Chusa con Bruno. La asistenta ya le robó el esperma al pianista y lo utilizó para quedarse embarazada de él.

Fuente: http://www.huffingtonpost.es/2017/11/14/el-desnudo-sugerente-de-paz-padilla-en-la-que-se-avecina_a_23276479/?utm_hp_ref=es-homepage