Bertín Osborne vuelve a abrir su casa en Sevilla a Pablo Alborán para grabar un nuevo programa de ‘Mi casa es la tuya’, que repite la experiencia de sentarse junto al presentador tras protagonizar el primer programa del formato en su edición ‘En la tuya o en la mía’, durante su etapa en Televisión Española. Durante su visita a la mansión del entrevistador, el invitado ha contado que cosas le han ocurrido en estos dos años que ha estado sin trabajar y como le ha ido la vida desde entonces.

En primer lugar, Pablo ha comenzado la entrevista afirmando que “en estos dos años he vuelto con mi familia, mis amigos de siempre… Me he vuelto a encontrar”, confesando que se cogió el tiempo de descanso porque “antes intentaba controlarlo todo. Llegó un punto en que dejé de disfrutar”, añadiendo que “me bajé del escenario y dije: ‘Llévame a casa. ¡Ya!'”, cosa que también contó en su visita a ‘El Homiguero’.

Ante una afirmación de Bertín, sobre si ya está cansado de ser el niño bueno de la música en España, el cantante ha afirmado que “yo no soy ningún niño bueno. Tengo 28 años y he hecho las misma tonterías que todos. Lo que me molesta es no hacer algo por miedo a evolucionar de alguna forma”.

¿Ha encontrado el amor en este tiempo?
El entrevistado ha explicado que “lo primero que hice cuando paré fue limpiar mi nevera por dentro. Puede parecer una tontería, pero era la primera vez que lo hacía”, y que “en este tiempo me ha dado para hacer muchas cosas, como ir a la playa sin que nadie se diera cuenta, o salir a tomar algo con mi familia”.

Además, Bertín le ha preguntado sobre si ha encontrado a alguna “chavalilla” con la que estar, y Pablo ha respondido que “el amor no lo he encontrado, pero me lo ha pasado muy bien durante estos dos años”, confesando que “cuando eres conocido no sabes si te sonríen o te dicen ‘¡Buenos días!’ porque eres conocido, y eso me da miedo”, y relatando que “en una cena de amigos estuve hablando con una chica muy simpática que habló conmigo toda la noche, y cuando me pidió una foto, se piró”. Más tarde, durante la preparación de la comida, el cantante ha afirmado que “sí que tengo algo por ahí, pero nada fijo. Tengo que decir que sí que he probado cosas que no recordaba en mucho tiempo”.

Además, el intérprete de “Saturno” no ha esquivado los rumores de homosexualidad, después de que se publicaran unas fotos suyas besando a un amigo. “Yo estaba con más amigos y me fui dando besos con todo el mundo, pero en plan cachondeo, en plan bien”, le contó a Bertín, antes de continuar: “Mi amigo, además, tiene una niña que sale en la revista. No tuvieron problema en hacer como que me estoy dando un beso con Kike. Luego la gente me apoya y me dice que cómo se meten en mi vida, pero, joder, no es una cuestión de que haga lo que quiera, es de que digan la verdad. Pero vamos, que me da igual”.

“Mi hermana rechazó un Erasmus por quedarse a mi lado”
Por otro lado, también ha contado algo que le ocurrió en este tiempo de descanso, y es que, según cuenta el cantante, “cuando paré me puse super enfermo. Me bajaron las defensas, y no se me iba la fiebre. Tenia anginas y paraba el resfriado. Pensaba que esos siete años me habían pasado factura”.

Finalmente, el cantante ha hablado sobre su familia, y ha contado que “mi hermana es una de las personas que me hizo pensar mucho cuando paré. Me indigné cuando se mudaba a Alicante, porque yo llevaba 10 años viviendo con mis sobrinas, y ella me respondió que cuando yo me fui no me dijeron nada”, añadiendo que “después de mucho tiempo me enteré que, cuando yo tenía 2 años, ella rechazó un Erasmus en Toulouse para verme crecer. En cambio, yo subí al tren sin pensar en mi familia”.

Fuente: http://www.formulatv.com/noticias/73232/pablo-alboran-amor-no-encontrado-he-pasado-muy-bien-estos-dos-anos/



Compartir
Artículo anteriorFallece Susana Prat, la madre del hijo y ex pareja de Antonio Orozco
Artículo siguienteLa camiseta de Anna Gabriel en el Parlament incendia Twitter por su mensaje