Ya han pasado dos días desde que la organización de Gran Hermano decidiera expulsar a José María del programa. Además, detrás de él iría Carlota. Sin embargo, nadie ha querido dar explicaciones sobre lo que ha pasado dentro de la casa como para que se haya llegado a esta situación.

La noche anterior a la expulsión hubo una fiesta. Los concursantes se quedaron despiertos hasta altas horas de la madrugada. A pesar de aquello, no existen imágenes de lo que sucedió en aquel momento, por lo que todo son suposiciones.

Según publica El Confidencial, el director de contenidos de Zeppelin TV, productora de Gran Hermano, acudió este mismo sábado a las dependencias de la Guardia Civil para denunciar un presunto caso de abuso sexual dentro de la casa. Este sería el motivo por el que José María ha sido expulsado del programa.

Tal y como se describe en la denuncia, “pudo tener lugar una relación sexual no consentida entre un hombre y una mujer, ambos pareja, dentro de una de las habitaciones donde se desarrolla el programa, detallando que la mujer se encontraba bastante bebida y que el hombre se tapó a sí mismo y a la mujer con un edredón, no pudiendo llegar a ver lo que sucedía con exactitud bajo el mismo”.

Según se pudo escuchar en una conversación en la mañana del sábado entre varios concursantes, la propia Carlota le cuenta a sus compañeros que en la noche anterior estaba borracha y muy perjudicada por el alcohol. José María estaba con ella en la cama y recibió una orden clara del Súper en la que se le pedía que llevara a Carlota al confesionario. Sin embargo, él se negó a seguir dichar órdenes.

“Aunque fueras mi madre”, le llegó a contestar José María a la organización, según él mismo admite en la conversación que tiene lugar al día siguiente. Unas horas después, José María sería expulsado de la casa y ya nada se ha vuelto a saber de él.


Fuente: http://bluper.elespanol.com/node/16253