Génesis, una veinteañera ecuatoriana, y Rubén, un paraguayo de 19, han protagonizado una cita —en First Dates de Cuatro— en la que el “tierra, trágame” ha estado presente en todo momento. A la joven le ha encantado el chaval. Pero, cosas del amor, a él no le ha gustado nada ella… lo que ha provocado una situación de desequilibrio de lo más incómoda.

Las indirectas muy directas de Génesis a Rubén aumentaban del mismo modo que lo iba haciendo la incomodidad del chico, con escenas como esta:


“Me he sentido un poco incómodo porque ella estaba muy a tope y yo no”, ha reconocido Rubén.

La joven no paraba de preguntar al chico si ella le gustaba, situaciones de las que él salía como podía: “No me quejo, me gusta tu lunar, está muy bien…”, acertó a decir.

“Desde que me vio le gusté, y si se ha fijado en mi lunar, pues ya lo tengo”, dedujo Génesis.

“A lo mejor ella se ha pensado que me ha gustado, y no”, sentenciaba ante la cámara Rubén.

Sin embargo, Génesis no paraba de venirse arriba:

“Cada vez que ella me decía un piropo, me decía en mi mente ‘en qué me he metido'”, reconoció ante la cámara Rubén.

El chico mandaba señales, pero Génesis no quería entenderlas:

“No he sido sincera con ella porque no quería que se sintiera mal en ese momento”, afirmó Rubén, momentos antes de la tragedia. Y el drama llegó:

– Génesis. Sí tendría una cita contigo de nuevo. Me gustó desde que le vi.

– Rubén. Mira, Génesis. Me lo he pasado muy bien pero no tendría una segunda cita contigo. No me veo contigo. Me gustan las rubias.

– Génesis. Ah, pero tú no me lo dijiste desde el principio.

– Rubén. No, no te lo quería decir en ese momento porque no quería…

– Génesis. Ya, bueno. Me dijiste que te gustaba de mí mi lunar…

– Rubén. Y me gusta mucho, pero…

– Génesis. Estoy cabreada, muchacho. No me gusta que me rechacen y nunca me he sentido rechazada por una persona.

Fuente: Huffingonpost